toda piedra hace margen

por Anna Esteller

la catedral:
un gato acurrucado
sobre el deseo de otra historia

mis ojos acarician
su piel cálida, endurecida
descubren en sus manchas
hematomas de un capricho abierto

alguien clavó pinchos en las columnas
quiso ahuyentar a los pájaros
– alguien no sabía que el civismo no tiene alas –
los pájaros se posan
dejan pasar la tarde al sol de junio

entre espinas de viejos rosales
mi nostalgia se posa
descansa orgullosa
sobre el reflejo etílico de tu mirar.
dejo pasar la tarde al sol de junio

toda piedra hace margen
en cada muro un animal dormido
en tus ojos: jilgueros en vuelo
dejamos pasar la tarde al sol de junio

IMG-20160710-WA0010.jpgbona

Anuncios