nuevas mañanas

por Anna Esteller

rayos de sol asaltan la piel. un cielo iluminado en la nueva memoria acuna mi melancolía y la anestesia. en grietas de algodón asoma la amenaza de un jardín sepultado bajo las horas. murmullo verde en un parqué con nuevos cardenales, causa-efecto de un presente líquido que amorata el recuerdo e invoca su voz. la solidifica en las paredes como un cuadro eterno. la mañana es un asalto a mano armada. el día obedece a la amenaza “manos arriba: la sombra o la vida”.

Anuncios