Escapando de Apolo

Mes: octubre, 2016

el no poder nunca decir.
voz cosida por un hilo musical
de mordiscos de pecado en la manzana.
y ninguna mujer.
el no poder nunca decir.
flor que se abre en los pulmones
brota en el aire que me falta
y cubre de musgo las paredes vivas.
ningún jardín.

el no poder nunca decir
y decirlo no poder nunca.
en el centro
el silencio habita
y es un silencio que dice amor y gira
amor y gira
y yo en el movimiento
movimiento que repito
repito amor amor amor
amor y giro
robo el paisaje
estallo el tiempo
para que pare
cese mi voz
de decir amor amor amor

y al fin
estático
de frente
poder mirarlo
y no poder nunca decir
que amor
o flor
me redujeron
a una mujer
a un jardín

 

Anuncios

derramo gotas negras de ausencia líquida
hasta formar un pequeño charco
pegajoso
dócil

juego a soldar orillas en mi tarde libre