por Anna Esteller

las liturgias erizadas
henchidas en su cola relampagueante
rasgando un cielo amoratado a golpe de sombra

y el amor      haciendo gala de sí mismo
con su hocico tierno e irreverente
trazando
sinuoso
una mentira en la carne fresca

lo celebro
tú y yo sabemos dónde tienen lugar las mejores fiestas

Anuncios